La recepción del anuncio que hizo el flamante secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, a quien secunda la exministra de Producción, Débora Giorgi (ambos fueron funcionarios en la segunda presidencia de Cristina Kirchner y entre 2015 y 2019 tuvieron un paso común por el municipio de La Matanza), fue dispar en el sector privado.

Entre los supermercados la reacción fue de acompañamiento en general, pero las empresas fabricantes de alimentos pusieron el grito en el cielo, en público y en privado, sobre las consecuencias que podría tener para sus líneas de producción un nuevo congelamiento, como el que se aplicó sobre un grupo importante de artículos con el programa Precios Máximos.

Los empresarios de consumo masivo dejaron trascender en las últimas horas que tratarán de determinar en qué contexto y con qué postura afrontarán el nuevo anuncio -cuya oficialización se espera para este lunes. Para unificar posiciones este lunes se reunirán los dirigentes de la Coordinadora de industrias de Productos Alimenticios (Copal), la poderosa central empresaria sectorial que encabeza el también presidente de la UIA, Daniel Funes de Rioja.

El Poder Ejecutivo esperará hasta la tarde de este lunes que los empresarios presenten, si la alcanzaran, una postura común sobre cómo implementar la medida, aunque las compañías del sector esperan alguna precisión más, principalmente si habrá una normativa que determine ese congelamiento o solo será “de palabra”

Los empresarios tendrán luego un cara a cara con Feletti en el Ministerio de Desarrollo Productivo, cerca de las 18.30, según afirmaron fuentes privadas a Infobae. Este domingo por la tarde, incluso, algunos altos ejecutivos apuraban de urgencia una agenda de reuniones previas entre referentes del sector.

A la reunión con Feletti, como al encuentro del miércoles pasado, asistirán directivos de Diarco, Maxiconsumo, Vital, La Anónima, Coto, Día, Changomás y Carrefour. También habrá representantes de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), de la Cámara Argentina de Supermercados (CAS), de la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (FASA) y de la Cámara Argentina de Distribuidores y Autoservicios Mayoristas. Además, estará representada la Copal y también serán de la partida Swift, Alicorp, Ledesma, Sancor, Prodea, Ilolay, Danone, Cabrales, Coca Cola, Unilever, Fecovita y Saraco.

El anuncio del miércoles pasado dejó cabos sueltos, sobre los que los ejecutivos esperan algún detalle. La cuestión central es qué nivel de obligatoriedad tendrá el congelamiento, considerando que no es lo mismo uno “de palabra” que uno en el que medie un decreto, como recuerdan en referencia al programa Precios Máximos, que dejó fijo los valores de miles de productos con una resolución que se fue extendiendo y que esgrimió como fundamento la crisis sanitaria debido a la pandemia de coronavirus.

En todo caso, especulan entre los ejecutivos, este congelamiento hasta fin de año se ubicaría en un término medio entre Precios Cuidados, un programa voluntario en el que las empresas presentan una lista con precios que se negocia con el Gobierno y Precios Máximos, que era de cumplimiento obligatorio y por norma de Comercio Interior.

La noticia de un nuevo congelamiento agarró desprevenidas a las empresas, que días antes todavía mantenían con Paula Español conversaciones para actualizar con un porcentaje menor al 5% los 700 productos del catálogo de Precios Cuidados.

Para los empresarios de consumo masivo, si Feletti decidiera mantener la lista de 1.250 productos en el marco de un programa voluntario, sería considerado -en el actual contexto- una buena señal, consignaron fuentes del sector privado.

Los ejecutivos especulan que este congelamiento hasta fin de año se ubicaría en un término medio entre Precios Cuidados, un programa voluntario y Precios Máximos, de cumplimiento obligatorio

Tal como publicó Infobae, el planteo que realizarán las empresas adheridas a la Copal y las de limpieza e higiene personal es incluir en la lista de bienes cuyos precios quedarán congelados hasta el 7 de enero los ítems que ya son parte del programa Precios Cuidados y los de Súper Cerca (654 y 70, respectivamente) y luego negociar individualmente qué otros artículos sumar a ese compromiso.

Ley de Abastecimiento

La advertencia de Feletti de que podría aplicar la Ley de Abastecimiento, preocupa a los ejecutivos del sector desde el miércoles al mediodía cuando salieron de la reunión con el funcionario, anoticiados del nuevo congelamiento. “No descarto que quieran usarla y además ejemplificar con sanciones por incumplimientos para mostrar autoridad”, concedieron desde una alimenticia. Fuentes de la Secretaría de Comercio Interior no respondieron consultas de Infobae al respecto.

Fuente: Infobae