Connect with us

Actualidad

El Gobierno vuelve a impulsar la renta inesperada tras las críticas de CFK por las ganancias de las empresas

Published

on


Luego del anuncio del INDEC que informó que la pobreza llegó a 36,5% y alcanzó a 17,3 millones de argentinos en el primer semestre de 2022, sumado a las críticas de Cristina Kirchner, el Gobierno retomó el debate sobre el proyecto de renta inesperada planteado a mediados de este año.

Ayer, Cristina Kirchner criticó al margen de rentabilidad de las empresas de alimentos y pidió más intervención estatal. En la misma línea se manifestó el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof«Hay una discusión que dar sobre la distribución y qué medidas tomar para que se recupere el poder adquisitivo».

A su vez, la portavoz de la presidencia, Gabriela Cerruti, aseguró hoy que el Gobierno coincide con el diagnóstico trazado por Cristina Kirchner, en cuanto a las causas detrás del porcentaje de pobreza e indigencia en el país.

«La vicepresidenta, el ministro de Economía (Sergio Massa) y el presidente (Alberto Fernández) hablan de estos temas. Todos en el Gobierno acordamos con este diagnóstico. Estamos en un momento en donde hay una excesiva rentabilidad de las empresas, y esto se tiene que corregir para que la carga no termine recayendo sobre las familias y los más vulnerables», sostuvo la funcionaria en su habitual conferencia de prensa semanal.

En este sentido, señaló que «es imperiosa la necesidad del fortalecimiento del poder adquisitivo del salario». A la vez que recordó que el Congreso aún no trató el proyecto de renta inesperada que impulsó el Ejecutivo a mediados de año con la idea cobrar un impuesto especial un grupo de empresas que hayan conseguido ganancias extras debido al shock de precios que siguió a la guerra en Ucrania y que no responden a un incremento de la inversión. 

Con relación al proyecto, el ex ministro de Economía Martín Guzmán había explicado que afectaría a una «fracción muy pequeña» de empresas, y que en 2021 le hubiera correspondido pagarla a un 3,2% de las compañías totales.

«Es una discusión que tendrá que dar el Congreso y que está analizando el Ministerio de Economía», concluyó la vocera.