El Reino Unido le puso fecha de caducidad a los vehículos a nafta y gasoil

El Gobierno anunció que a partir de 2030 prohibirá la venta de automóviles propulsados a combustibles fósiles

El primer ministro Boris Johnson anunció que el Gobierno británico prohibirá el uso del gasoil y las naftas en los automóviles y camionetas nuevos a partir del año 2030. Se cumplirá una década antes de lo previsto, como parte de un plan para abordar el cambio climático.

Se permitirá la venta de vehículos híbridos y furgonetas hasta 2035, en el marco de un plan de diez puntos al que Johnson llama una «revolución industrial verde».

El plan movilizará más de 15.900 millones de dólares para estimular tres veces más la inversión del sector privado para 2030, con el fin de crear miles de empleos e industrias verdes del futuro en todo Reino Unido y en el mundo.

El anuncio tuvo lugar cuando el líder británico pretende reforzar el liderazgo del Reino Unido en materia de cambio climático antes de ser coanfitrión de la Cumbre sobre la Ambición Climática el 12 de diciembre y de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2021 (COP26) en Glasgow el año próximo.

El plan busca producir suficiente energía eólica marina para abastecer a los hogares en 2030, trabajar con la producción de hidrógeno de bajo carbono para la industria, el transporte, la energía y los hogares, y desarrollar la primera ciudad climatizada enteramente por hidrógeno para el final de la década.