El objetivo de estas propuestas es mejorar sustancialmente la conectividad, accesibilidad y seguridad de los vecindarios de la zona oeste de la ciudad, como los barrios Barberán y Raota. Se estima que 5000 personas mejorarán su calidad de vida con estas obras.

Los trabajos incluyen un sistema de desagües que asegure el correcto escurrimiento de aguas pluviales hacia los receptores previstos, evitando la anegación de arterias clave y permitiendo el desplazamiento de personas y vehículos.

Además, el proyecto comprende la colocación y/o reparación de luminarias en todo el trayecto a pavimentar, con artefactos LED de 160 watts, con sistema de alimentación subterránea y con columnas a ubicarse en veredas.

También se harán tareas complementarias para disponer de una adecuada señalización vertical, compuesta por nomencladores urbanos y la construcción de rampas para personas discapacitadas en todas las bocacalles.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DETALLES DE LA OBRA

Se tienen proyectados 840 metros lineales de pavimento con doble calzada de hormigón de 7 metros de ancho libre de circulación y con parterre central en la avenida Islas Malvinas. Estas calzadas serán de hormigón, con cordones integrales.

Por otra parte, la base del paquete estructural será una capa de 0,12 m de espesor de relleno fluido cementicio (R.D.C.) y por debajo de ella se conformará una subrasante de suelo compactado que le dará estabilidad al pavimento y lo hará menos susceptible a las filtraciones de agua, lo cual prolongará la vida útil de la obra.