Este viernes varias familias, a pesar de la intervención policial, ingresaron a las viviendas que están en su última etapa de construcción. Las mismas se tratan de 32 viviendas que el IPDUV está construyendo en Miraflores.

La usurpación de las familias se produjo pasadas las 15:00 cuando el personal policial fue superado numéricamente, por criollos y pueblos originarios, quienes ingresaron al lugar.

Desde que sucedió el hecho personal policial se encuentra apostado en el lugar, siguiendo los lineamientos del magistrado interviniente, en este caso se trata de la Fiscalía de Investigación Penal N 2 J. J. Castelli a cargo del Dr. Gerónimo Roggero.