Remiseros se manifestaron por asistencia alimentaria y económica

Los conductores aseguran que están padeciendo extremas dificultades económicas y laborales desde el inicio de la pandemia.

Los remiseros fueron uno de esos de esos sectores que primero fueron golpeados por las restricciones de la pandemia.

Tras algunas semanas pudieron volver a funcionar en forma limitada y adaptándose a la medidas de bioseguridad necesarias, como la separación con una lámina entre los asientos delanteros y traseros, el uso de barbijo, el uso del alcohol en gel, entre otros.

Los remiseros trabajan poco y se encuentran en emergencia económica según señalan los choferes.

Sin embargo, hasta estas fechas su situación no cambió mucho desde aquel descenso abrupto en sus ingresos, a causa de las restricciones y la desconfianza de sus clientes. De a poco fueron recuperando terreno, pero aún les falta mucho. Y ese proceso se les hace cuesta arriba.

El titular de la delegación Chaco del Sindicato de Choferes Particulares, Pedro Amarilla comentó en diálogo con NORTE la difícil situación que viene atravesando su sector en el Gran Resistencia.

Amarilla aseguró: “Estamos en situación extrema”. Al respecto, se refirió a una manifestación que tuvo lugar ayer por la mañana en la esquina de Casa de Gobierno, que fue rápidamente dispersada por la Policía. “No queríamos que los compañeros tengan problemas” , agregó Amarilla sobre la rápida retirada del lugar.

SE ENTREVISTARÁN CON DESARROLLO SOCIAL

En este marco, Amarilla comentó que los motivos de la protesta se fundaban en la necesidad de una ayuda económica para llevar a sus familias y el pedido de módulos alimentarios que les permitan llevar comida a sus casas.

Los remiseros hacen un esfuerzo para poder adaptarse a las normativas que exige el gobierno para evitar contagios.

“Nos escucharon y nos prometieron una entrevista con funcionarios del Ministerio de Desarrollo Social”,  expresó el sindicalista que quedó a la espera de resultados en ese encuentro.

“Estamos en una situación extrema. Pasamos necesidades, hay choferes sin trabajo, propietarios que no pueden renovar su habilitación, algunos sacaron el ploteo. Por eso pedimos asistencia del Estado”, indicó Amarilla.

La delegación chaqueña del sindicato nuclea a 643 choferes, “de los cuales sólo el 30% está trabajando”, indica Amarilla.

“La familia remisera hoy pasa hambre. Hay compañeros aislados por el virus que no tienen forma de generar ingresos. Que necesitan contención”, alegó el sindicalista. Los choferes de remís aguardan respuestas desde la provincia.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.