Trump declaró el estado de emergencia en Washington a pocos días de la asunción de Biden

El anuncio se conoció después de que el FBI alerte al resto de autoridades y agencias federales por la posibilidad de “protestas armadas” en las capitales estatales los días previos a la transición de mandatarios nacionales el próximo miércoles 20.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, decretó el estado de emergencia en el distrito de Columbia, en cuya capital, Washington D.C.se celebrará en unos días la investidura del presidente electo, Joe Biden. Allí también, hace menos de una semana sus simpatizantes asaltaban el emblemático Capitolio, sede del Poder Legislativo del país.

Trump aludió a “condiciones de emergencia” ante la inauguración presidencial para tomar esta decisión, que permite al Departamento de Seguridad Nacional y a la Agencia Nacional para el Manejo de Emergencias intervenir y ayudar a las fuerzas de seguridad de la ciudad en caso de ser necesario. La vigencia es hasta el 24 de enero.

En este sentido, la alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, había pedido horas antes al Departamento de Seguridad Nacional reforzar la seguridad en torno al Capitolio de cara al esperado acontecimiento que inaugurará una nueva legislatura en Estados Unidos, después de que ella misma emitiera una orden para extender el estado de emergencia y el toque de queda en la capital estadounidense durante quince días más.

Este anuncio se da coincidiendo con la alerta que ha emitido el FBI al resto de autoridades y agencias federales ante la posibilidad de “protestas armadas” en las diferentes capitales estatales durante los días previos a la inminente toma de posesión de Biden, prevista para el 20 de enero en la escalinata del Capitolio en Washington.

Además, este lunes renunció el secretario de Seguridad Nacional, Chad Wolf. Dijo que su decisión era consecuencia de “eventos recientes”, pero mencionó específicamente “las continuadas e infundadas sentencias de las cortes sobre la validez de mi autoridad como secretario interino”.

El papel que tuvo la Policía del Capitolio durante el asalto ha sido ampliamente cuestionado por los representantes políticos y figuras de alto nivel, ya que la manifestación de seguidores de Trump, que coincidía con la certificación en el Congreso de la victoria de Biden, se había anunciado desde hacía días y las medidas de seguridad se han puesto en entredicho.