Ante la disparada del dólar, el Banco Central decide si aumenta la tasa de interés de Plazo Fijo

Ante la disparada del dólar, el Banco Central decide si aumenta la tasa de interés de Plazo Fijo
Ante la expectativa del valor que se determinará sobre la inflación de septiembre, dato que se dará a conocer durante la jornada de este jueves, la autoridad monetaria analiza la tasa de interés que impacta en los depósitos a plazo.

El Banco Central (BCRA) define este jueves si aumenta o no la tasa de referencia y la que pagan los depósitos a plazo fijo. La reunión de directorio se produce cuando faltan 10 días para las elecciones generales, en medio de la creciente tensión cambiaria, con el dólar blue as superar los $1000, y acusaciones cruzadas entre el oficialismo y Javier Milei sobre la responsabilidad de la escalada.

La última vez que elevó ese rendimiento fue el 14 de agosto, luego de las Paso y la devaluación oficial. La llevó a un nivel récord de 118% nominal anual, lo que implica un rendimiento de 9,7% efectiva mensual en los depósitos con vencimiento a 30 días.

Pese a que a inflación de agosto fue de 12,4%, la mayor en tres décadas, la autoridad monetaria que preside Miguel Pesce, mantuvo sin cambios la tasa de referencia.

Plazo fijo: qué hará el BCRA con las tasas en octubre

El Gobierno tiene el compromiso con el FMI de mantener las tasas positivas ante el organismo, pero suele administrar cada punto de tasa que sube porque encarece su propia deuda, aumenta la emisión monetaria y puede derivar en una recesión de la economía.

En esta oportunidad, al dato de inflación del INDEC que superará en septiembre y por segundo mes consecutivo los dos dígitos, como estiman las consultoras privadas, se le sumó el “ruido político”, con Javier Milei recomendando salir de los pesos y ratificando su plan de dolarización y cierre del Banco Central.

La situación llevó al equipo económico a analizar una suba de las tasas que permita evitar un desarme generalizado de los depósitos a plazo y quitarle algo de demanda al dólar blue y que su cotización vuelva a moverse más cerca de los financieros (el MEP y el CCL), algo que era lo más habitual y que hoy está intervenidos en distinto grado.

Pero también alertaron que subir ahora la tasa sería inconveniente, porque puede exacerbar la incertidumbre y acelerar el desarme de depósitos y la tensión, en la recta final hacia las elecciones.